lunes, 5 de septiembre de 2011

Orgía de chicas

La historia es ésta: participaba (y todavía lo hago ocasionalmente) de un grupo que dio en llamarse “Parche del desorden”. Se trata básicamente de un conjunto de hombres y mujeres, amigas y amigos entre sí, que se reúne de vez en cuando en torno a actividades eróticas: visitas a bares swingers, sesiones fotográficas y sobre todo fiestas en casas con juegos “calientes”. Casi siempre la noche termina con sexo grupal. Muy divertido, la verdad (por mucho que al amigo Gregorio le parezca que en realidad estoy muy confundida).

Pero avancemos. Cuando recién iniciaba mi actual relación invité a mi novia a uno de esos encuentros: a ella también le gustó (Increíble. Ha de ser otra mujer confundida). Esa noche, cuando volvimos a su apartamento a descansar, ella tuvo un sueño que convirtió en pregunta a la mañana siguiente: ¿Y si hacemos orgías como aquellas, pero sólo de chicas?

Ese fue el origen de las “Orgías de chicas”, que comenzaron hace poco más de un año. En principio, invitamos a algunas amigas o conocidas que pensamos podrían estar interesadas y tuvimos varios encuentros maravillosos. Luego quisimos abrir el grupo a mujeres nuevas, seguras de que debe haber en esta ciudad muchas perras hermosas que no conocemos y con quienes haríamos buenas migas. Lo anuncié por facebook, varias de ustedes me escribieron, pero la vida se nos enredó y aquella “orgía de chicas” más abierta quedó suspendida hasta nuevo aviso.

Pues bien, siento que ha llegado el momento de retomar ese buen camino.

Como no conozco ninguna experiencia previa a la nuestra (lo cual no quiere decir que no existan, sino que yo no he tenido el placer de haber sido invitada), no hay reglas y todo está por inventarse. No obstante, tengo algunas ideas y sentimientos al respecto.

El primer sine qua non que se me viene a la cabeza es “sólo con quien me guste”. Es curioso tener que decirlo, pero esa premisa que parece tan obvia en el contexto del sexo en parejas se olvida con mucha frecuencia cuando se trata de sexo grupal. Cuando se proponen espacios orgiásticos, la gente se imagina que “toca” tod@s con tod@s, necesariamente, y yo a eso no le veo ninguna gracia. Quiero rozarme sólo con gente que realmente me guste, por cualquier razón, pero que me guste de verdad. No existe para mí algo como “un tipo de mujer”; la experiencia me ha mostrado que puedo sentirme atraída por gente muy distinta y muy alejada de las convenciones de “belleza”, pero me ha mostrado también que esas personas no son tantas.

En otros espacios grupales que conozco ha sucedido que alguien no es integrado como lo esperaba, o sencillamente no vuelve a invitársele, y termina diciendo que le “discriminaron”. Qué uso tan amañado del término. ¿De verdad puede decirse que lo que hago al elegir libremente con quien compartir mi sexualidad es “discriminar” a todas las personas con quienes decido no hacerlo? Evidentemente no. Lo que sucede es que la gente se encuentra y se gusta o no (tremendo tema ese del gusto, pero pasemos de él por ahora). Y si no hay gusto, click, empatía, deseo o como quieran llamarle, pues nada que hacer. Y si el gusto sólo va en una dirección y no es correspondido, nada que hacer tampoco.

No voy a hacer la pose de la santa, ni más faltaba. He tenido el privilegio de compartir voluntariamente mi cuerpo con mucha gente en estos 33 años, pero ha sido siempre con personas que en su momento me gustaron. Y deseo que siga siendo de esa manera.

De hecho así ha sido en las anteriores “orgías de chicas”, pues si bien resultamos siendo alrededor de diez mujeres juntas, no puedo decir que haya conocido siempre a qué saben los besos de cada una de ellas. Se tejen historias también en esos encuentros, pequeños grupos, triejas de una noche y gozos distintos que incluso no siempre pasan por la piel. Lo que si ha sucedido siempre es que disfruto inmensamente estar ahí, con ellas, dejándome sorprender por la noche.

Abiertas las puertas del deseo y la curiosidad, el sexo puede llegar o no, pero siento que el placer está garantizado.

Pretendo seguir pensando en voz alta y sinvergüenza sobre el asunto en este blog. Pensar, por ejemplo, en por qué se gusta la gente, o por qué hacer nuestras orgías solamente con mujeres. Entre tanto, no quisiera darle más largas al asunto. Echemos a andar nuevamente la suerte a ver qué resulta y encontrémonos unas cuantas este viernes, a compartir entre besos nuestras ideas.

¿Quién quiere?


Nancy Prada Prada
npradapr@gmail.com
@nansinverguenza

12 comentarios:

  1. Según cierto personaje (cuyo nombre empieza por G, y no es G de gay !), esta escritora no sabe leer. . . . Pero que cosa si escribe rico . . . así como es ella !!! Ojala sigas señorita escritora sigas siendo "relativamente feliz" y manda al carajo las las consecuencias psicológicas, espirituales, emocionales y tal vez físicas.

    ResponderEliminar
  2. Nancy T.Q.M. ;o) Que el Señor te bendiga! Abrazo gigante Greg!! PostData: Gracias por mencionarme en tu Blog, guuuauuu!!, es un honor que mis opiniones calen en tu espíritu!

    ResponderEliminar
  3. querido Greg no creo que tus opiniones lleguen a tanto de "calar en el espíritu, mas bien responden al mismo discurso excluyente y godarrio de la gente del común!

    ResponderEliminar
  4. hummm, me gussstaaaa...jijijiji, ¿risa nerviosa?

    ResponderEliminar
  5. Ven a conversar con nosotras el viernes Lilit...

    ResponderEliminar
  6. Que buena lectura, hace mucho tiempo no volvia a escuchar de estos encuentro tan llenos de espectativas y a la vez tan inciertos. Un buen sentido de la libertad y erotismo recorre nuevamente mi mente, Gracias.

    ResponderEliminar
  7. sinceramente.... hace mucho q no escuchaba de orgias....de hecho nunca he participado en una, no se q sera sentir la piel de mas de una persona a la vez, algunas veces he tenido curiosidad, pero nunca he tenido los medios o la conviccion necesaria para buscar con quienes compartir esta experiencia.... de hecho, este blog me dejo antojado y me da envidia por aquellas q se reuniran hoy en la noche jijijiji, les deseo exitos y espero me inviten algun dia jejejejeje saludos nancy, yo como siemrpe pendiente de tus publicaciones. att: Will Diaz

    ResponderEliminar
  8. Siempre me hace gracia cuando la gente se sorprende y escandaliza con estas cosas. Uno debe de vivir su sexualidad como más disfrute (entre iguales y por libre voluntad, of course) no como más le guste al bien pensado del vecino.

    ResponderEliminar
  9. Sí voy, lo que no sé es lso detalles del donde.

    ResponderEliminar
  10. Lilit: escríbeme al facebook y te envío los datos...

    ResponderEliminar
  11. Espero lo hallan pasado super bien anoche por todos los q nos quedamos en casa anoche y hoy pensando en como les iria a ustedes ayer jijiiji

    ResponderEliminar
  12. Ufff¡, que bueno y agradable encontrarnos con blogs de este tipo, y saber que hay espacios para encuentros como los descritos aca, que bueno sería de participar de ellos.

    Mujer te felicito, tienes una facilidad de expresión y además de producir muchas cosas.

    ResponderEliminar