lunes, 18 de noviembre de 2013

Sobre el lenguaje incluyente

En mi primer libro ("El Sexo de Sofía"), insistí en el uso de la @ para evitar generalizaciones en masculino. Luego he pasado por la "x" por el "*" y más recientemente he incorporado las maneras ya inventadas por los manuales de lenguaje incluyente para hacer eso justamente: usar un lenguaje que nos incluya.

La última palabra no está escrita. Pero la convicción sigue en pie: un lenguaje incluyente no es suficiente para eliminar los sistemas de discriminación sexista, pero es absolutamente necesario.

AQUÍ algunas ideas al respecto, que compartí en el programa El Sofá de Canal Capital, en su emisión del 17 de noviembre de 2013:

,